Las proteínas y las vitaminas: porque son indispensables para nuestro organismo

Llamadas también prótidos, las proteínas son sustancias presente sobre todo en los alimentos de origen animal, pero también en legumbres, cereales y patatas. Una proteína media puede contener 300 o más aminoácidos. Cada proteína tiene su número específico y una secuencia precisa de aminoácidos: los aminoácidos son como las letras que, combinadas de millones de maneras, forman palabras.

Es imprescindible introducir las proteínas en en organismo, porque él no es capaz de sintetizar por sí mismo algunos de aminoácidos esenciales (que son 9, elegidos entre los 20 aminoácidos presentes en la naturaleza). Las proteínas sirven para producir células, enzimas, hormonas y componentes de la sangre. En algunos periodos, durante el crecimiento, el embarazo o tras una enfermedad, aumenta considerablemente la necesidad de proteínas.

tabla1

Se recomienda ingerir de media el 10-15% de las calorías de un día de proteínas. Pero debes tener cuidado de no tomar las que van envueltas en ácidos grasos, y elegir los cortes más magros de la carne o productos lácteos desnatados. Judías, soja, nueces y cereales proporcionan proteínas pero sin aportar muchas grasas.

Se dice que una proteína tiene un alto valor biológico (VB), cuando contiene aminoácidos esenciales en las proporciones adecuadas para el cuerpo humano. Las proteínas de origen animal contenidas en carnes, aves, huevos, leche, queso y yogur tienen un alto valor biológico. En cambio, las que se encuentran en legumbres, cereales, frutos secos, semillas y verduras tienen un bajo contenido biológico.

Aún así, una combinación de ellas en la misma comida, por ejemplo cereales y legumbres, produce a menudo un complejo que aumenta el valor biológico de las proteínas contenidas en los alimentos por separado.

Las vitaminas son compuestos orgánicos que desarrollan un rol importante en las funciones metabólicas, y están presentes en su mayoría en los alimentos de origen vegetal. El organismo humano no es capaz de sintetizarlas por completo, por lo que es esencial consumirlas a menudo. Las vitaminas se dividen en hidrosolubles y liposolubles, según se puedan disolver en agua o en grasa.

vitm

Las vitaminas hidrosolubles se encuentran en la fruta y las verdura. Las liposolubles en la leche y derivados, y en el pescado. La carencia de un solo tipo de vitamina puede provocar una patología o reducir las defensas contra las enfermedades. Las vitaminas hidrosolubles deben ser consumidas a diario, puesto que se eliminan a tráves de la orina, las heces y el sudor.

Sin embargo, la cocción puede privar a los alimentos de su aporte vitamínico. Las vitaminas liposolubles sí se pueden almacenar en el organismo y son dificiles de eliminar, sobre todo si se acumulan en el higado o en el tejido adiposo.

Un libro que me ayudó escribir este artículo y que recomiendo altamente es “Cocina vegetariana- sabor de nuestra tierra.

 

Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *