Como sustituir los huevos en la dieta vegana

En el caso del huevo, aunque tenga una consistencia complicada de reproducir, en realidad hay muchísimos ingredientes que, en función de la receta, prestarán la misma función. Así que, podeís seguir disfrutando de bizcochos, tortillas, mayonesa en las ensaladas y sándwiches, o rebozar y empanar, y todo ello sin añadir ni un gramo de colesterol.

Pastelería

Vinagre y bicarbonato de soda – esta combinación suelta dióxido de carbono que hace burbujas dentro de la comida. Cocinando, estas burbujas se expanden y ayudan a hacer más ligera la masa en la que lo incluyamos. La proporción a usar es: 1 cucharadita de bicarbonato por 1 cucharadita de vinagre de manzana bio. Esta es la mejor combinación para incluir en tartas, magdalenas y bizcochos.

Semillas de lino molidas y agua – combinando las semillas de lino molidas con agua resulta una mezcla espesa y gelatinosa que ayuda a amalgamar todos los ingredientes. La equivalencia por cada huevo que reemplacemos en la receta es 1 cucharada de semillas y 3 cucharadas de agua. Esta mezcla es adecuada para galletas, tortitas, crepes y tartas sin fruta.

Plátano maduro triturado – perfecto para combinar los ingredientes de una receta y dar jugosidad a la masa. Normalmente, medio plátano mediano equivale a un huevo. Se puede incluir en tartas o bizcochos.

Compota de manzana – da jugosidad a la masa y ayuda a rebajar la cantidad de masa grasa de la receta. Lo mejor sería utilizar una compota sin azúcar. Por cada huevo se utiliza unos 60 g de compota. Es una buena opción para las tartas que tengan que quedar húmedas, como las de chocolate.

Tofu seda – se utiliza mucho en pudines, mousses y rellenos de tartas. Esta alternativa dará tartas densas y más cremosas. En vez de un huevo se utiliza 60 g de tofu seda muy batido, hasta que quede como una crema.

Huevo vegano en polvo – el huevo vegano se hace con fécula de patata o harina de soja. Un paquete pequeño puede equivaler a unos cinco docenas de huevos. Con el huevo vegano se pueden elaborar merengues.

tofu seda

Para espesar natillas y postres

Raíz de kudzu, arruruz o maicena – se disolve 1 cucharada de estas harinas en 2 cucharadas de agua y se dejan a cocer hasta que espese.

Dar brillo en el horneado

Leche de soja – se utiliza para empanadas, tartas o magdalenas. Basta con que pintemos la superficie con leche de soja.

Rebozados y empanados

Harina de trigo y cerveza – en un bol se mezclan varias cucharadas de harina y se añada cerveza para obtener una pasta espesa. Esta alternativa es perfecta para elaborar rebozados y buñuelos.

Harina de soja y agua – para sustituir un huevo, diluye 2 cucharadas de harina de soja con 4 cucharadas de agua. Esta mezcla vale para empanar o rebozar.

Linaza molida y agua – para sustituir un huevo, diluye 2 cucharadas de linaza molida con 4 cucharadas de agua. Esta mezcla vale para empanar o rebozar.

Tortillas

Harina de garbanzos, vinagre de manzana y agua – para reemplazar un huevo, batimos unas cucharadas de harina de garbanzos con un poco de vinagre de manzana y agua hasta que tenga la consistencia de un huevo batido. Se puede añadir una cucharadita de pimentón dulce para un color bonito y un sabor muy rico.

Harina de maíz y agua  – se mezclan los dos hasta que tenga la textura de un huevo. Esta alternativa da un sabor menos dulce a la tortilla que la harina de garbanzos.

Harina de soja y harina de trigo – se mezcla en una proporción de 1/1, harina de soja y de trigo con agua hasta que quede como una crema espesa.

harina ga

Huevos revueltos

Tofu, cúrcuma y copos de levadura de cerveza – dependiendo de la textura que busques, puedes utilizar tofu blando o tofu firme (previamente prensado para sacar el agua y después desmigado). En una sartén con aceite se coloca el tofu con una pizca de cúrcuma y levadura de cerveza.

Mayonesa

Aceite, leche de soja y limón o vinagre – sobre el leche de soja se vierte poco a poco el aceite de oliva o de semillas y se bate constantemente. Se sazona con limón o vinagre y sal. Es conveniente que la leche esté a temperatura ambiente.

Un libro que me ayudó escribir este artículo y que recomiendo altamente es “Cocina vegana mediterránea” – Laura Kohan.

 

Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *