Los mejores procesadores de alimentos

 

 

¿Cuál es el mejor procesador de alimentos del mercado?

 

 

Los procesadores de alimentos son herramientas perfectas para darle un toque especial a tu cocina y unos platos, al permitirte poder ahorrar tiempo en la preparación de los mismos y también al obtener nuevos formatos y texturas realmente agradables. Con los consejos que te ofrecemos y los productos que hemos seleccionado para ti tu próxima compra tendrá el éxito necesario para que todo vaya como la seda.

 

 

Potencia de funcionamiento

 

En los procesadores de alimentos, la potencia de funcionamiento es lo que marca la capacidad de poder realizar diferentes trabajos. Dado que el producto esta pensado, entre otros, para poder batir, cortar, amasar y hacer prácticamente todo lo que precisemos con nuestros alimentos, lo cierto es que cuanta más potencia tenga el producto más capacidad tendrá tanto de realizar las actividades que le reclamemos como tener la capacidad de procesar una mayor cantidad de alimentos en un solo golpe o de una sola tacada.

Es cierto que en esta tarea también nos van a ayudar los accesorios, ya que una cuchilla sin afilado, por ejemplo, seguramente no sirve de nada por mucha potencia que tenga el equipo, pero igualmente si no hay potencia de funcionamiento ni la mejor cuchilla podrá cortar nada de nada.

Dentro de los productos que encontramos en el mercado encontramos modelos que van desde la potencia de los 400 o 500 vatios de los modelos más sencillos hasta los 1000 o 1200 vatios de los modelos más potentes. Adapta esta potencia a las necesidades reales que puedas tener, como siempre dando un extra para poder tener una mayor capacidad sobre lo habitual por si pudieras necesitarla.

 

 

Accesorios

 

El procesador de alimentos, en su inicio, no es más que un motor que si no cuenta con los accesorios adecuados realmente no sirve de mucho. Precisamente son estos accesorios los que le dan su carácter práctico, de manera que si no contamos con una buena propuesta de elementos accesorios realmente el equipo no sirve de mucho. Entre estos accesorios contamos, en primer lugar, con los generales: son elementos de gran tamaño que dan las funciones principales del equipo.

En este caso el procesador debería incorporar un elemento para poder picar todo tipo de alimentos, otro vaso para los procesos de batido y un tercero para los procesos de corte y tratamiento general, si es que realmente queremos disponer de un conjunto completo. Todos estos elementos deben tener la capacidad adecuada en función del producto que hayamos optado por compras y siempre tienen que montarse de forma sencilla sobre el cuerpo principal de la máquina, de manera que no tengamos problemas con pérdidas de líquidos o con posibles temblores del mismo que puedan causar derrames.

Fuera de los accesorios principales encontramos los secundarios, que se basan en elementos concretos a usar dentro de los principales para trabajos concretos. En esta categoría encontramos los discos de corte que permiten cortar los alimentos en formas o secciones concretas, las cuchillas especiales para el picado de ciertos alimentos o bien los elementos de batido específicos para ciertos tipos de recetas. Como siempre, cuanto más amplia sea la oferta de estos accesorios más fácil te será poder hacer todo tipo de platos de forma sencilla.

 

Calidad de los materiales

 

Para que el producto escogido tenga la calidad necesaria y sea capaz de poder establecer la ayuda que necesitas en tu cocina es fundamental que el producto esté fabricado con materiales de calidad, que ofrezcan una adecuada resistencia y toda la calidad necesaria para soportar tu ritmo de trabajo.

Esta cuestión es clave, por ejemplo, en todos los elementos plásticos de los que hemos hablado ya, que deben estar fabricados en plástico de alta resistencia libre de BPA y que ofrezcan la posibilidad de trabajar tanto con productos y alimentos fríos como calientes.

Lo mismo ocurre con los elementos de tipo metálico, que deben ser obligatoriamente de acero inoxidable de tipo alimentario, que tenga una óptima resistencia a la hora de poder cocinar y que igualmente puedan limpiarse de forma adecuada una vez que termines de cocinar, ofreciéndote un afilado óptimo en el caso de los elementos de corte o picado.

Aunque hemos empezado hablando de los accesorios, la calidad de materiales también debe estar presente en el motor que mueve el producto, que debe soportar un funcionamiento prolongado a alta velocidad, como el que suele precisar este tipo de productos.

En este caso además de los materiales, conviene elegir modelos con buenas valoraciones y con una marca de calidad detrás a fin de tener la tranquilidad de poder contar con un producto de calidad que responda en todo momento. En este aspecto merece la pena gastar un poco más por un buen producto.

 

¿Cuáles son los mejores procesadores de alimentos de 2017?

 

 

Philips HR7762/90

 

El modelo Philips HR7762/90 es un procesador de alimentos avanzado que permite poder preparar todo tipo de recetas de forma sencilla.  Para ello cuentas con un diseño compacto 3 en 1, que permite realizar todo tipo de operaciones de forma sencilla, contando con una amplia capacidad en su depósito de hasta 2 litros de producto preparado.

Para estas preparaciones el producto cuenta con cuatro discos diferentes, que te permiten poder picar, amasar, montar claras y cremas y otros cuatro discos con los que poder realizar diferentes tipos de cortes, de manera que ahorrarás una gran cantidad de tiempo en el cocinado y la preparación de alimentos, pudiendo además disponer de una herramienta perfecta para darle un toque especial a tu cocina. Para que puedas mantener todos los procesos bajo control, el producto dispone de dos velocidades diferentes de funcionamiento, así como un sistema denominado

Pulse, que permite ir enviado toques al sistema de funcionamiento de forma perfecta. Un conjunto completo que además puedes usar como licuadora o como picadora de alimentos, de modo que tendrás todo lo que necesita tu cocina en un solo electrodoméstico. Y gracias a sus 750 vatios de potencia podrás trabajar de forma mucho más efectiva y cómoda, ahorrando tiempo y esfuerzo durante el proceso.

 

Bosch MCM4100

 

Entre los mejores procesadores de alimentos también encontramos el modelo Bosch MCM4100.  Un completo producto que permite realizar todo tipo de preparaciones gracias a su motor interno que cuenta con una potencia de unos 800 vatios, lo que facilita realizar todo tipo de preparaciones.

Estas preparaciones consisten en el funcionamiento básico de tres elementos como son un exprimidor de zumos convencional, una picadora de alimentos y una licuadora como elementos principales para tus preparaciones. A todo este tipo de elementos se le acompañan una serie de discos que permiten realizar diferentes tipos de corte en tus alimentos así como poder mezclar, batir y hacer mucho más con tus alimentos de manera que no tengas que esforzarte para darle un toque diferente a tu cocina.

El producto cuenta con dos velocidades de funcionamiento diferentes, así como un sistema de pulso que permite ir dando toques a la mezcla para que llegue al punto deseado. Y para que tampoco tendrás que preocuparte por organizar los accesorios, el producto cuenta con un cajón interior donde estos se almacenan de forma cómoda y sencilla para poder tenerlos siempre a mano. Y por cierto, para que tampoco tengas que preocuparte a la hora de limpiar, todos los elementos que forman parte de este procesador pueden lavarse directamente en el lavavajillas, de modo que ahorras tiempo y dejarás el producto siempre perfecto.

 

UFESA Activa PA5000

 

Entre los procesadores de alimentos de hoy día podemos encontrar también opciones baratas para poder cocinar en menos tiempo y con un menor esfuerzo. Justo es lo que nos ofrece el modelo UFESA Activa PA5000, que frente a sus compañeros de artículo tiene una potencia y un diseño más ajustado, de manera que puedes seguir obteniendo un buen rendimiento sin gastar demasiado.

En concreto este modelo dispone de una potencia nominal de 600 vatios con la que puedes cubrir sin problemas todas las funciones que ofrece el producto. Entre estas funciones se encuentran las más habituales que permiten realizar todo tipo de cortes en frutas o verduras, además de poder mezclar, batir y preparar masas de forma adecuada. Es cierto que la propuesta es algo más reducida que la de otros modelos más avanzados, pero si ya tienes una picadora o un exprimidor tampoco tienes por qué tener dos.

El producto además tiene un tamaño compacto, aunque cuenta con una capacidad aproximada de 1,25 litros, donde puedes realizar todo tipo de preparaciones, disponiendo igualmente de tres modos de funcionamiento según lo que estés preparando. Y para que la limpieza tampoco sea un problema todos los elementos del producto pueden lavarse directamente en el lavavajillas, de manera que no tengas que preocuparte por mantener la misma en perfectas condiciones.

Un producto sencillo que demuestra que no es necesario gastar demasiado para tener una cocina bien equipada.

 

 

Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *